02/10/2014

Conoce la historia del billete mexicano

17 septiembre, 2010 por  
Archivo bajo Billetes

El billete del primer imperio

 

Al consumarse la Independencia en 1821, México adoptó un gobierno monárquico encabezado por Agustín de Iturbide, quien para resolver la mala situación económica que se enfrentaba recurrió a la emisión de papel moneda (1822). Estos billetes fueron la primera emisión oficial mexicana, aunque jamás fueron aceptados por el público usuario.

El billete republicano de 1823

 

En 1823 México se constituyó en República Federal. El nuevo gobierno intentó restaurar la confianza del público en los manejos financieros del gobierno y retiró de la circulación al billete imperial, ente otras medidas. Sin embargo, la grave penuria del erario no se resolvió y se decidió, nuevamente, emitir papel moneda para el financiamiento estatal.

Para intentar frenar el rechazo popular a este medio de pago, se acordó imprimirlo sobre bulas papales canceladas, ya que se esperaba su aceptación dada la religiosidad del mexicano. No obstante, el billete no gozó de la aceptación del público usuario y pronto tuvo que ser retirado de la circulación.

Los bancos privados de emisión

Fue hasta 1864, durante el Imperio de Maximiliano de Habsburgo, cuando se retomó el proyecto emisor de billete, pero ahora el responsable de la emisión sería un banco privado, el Banco de Londres, México y Sudamérica, y los billetes serían de aceptación voluntaria. En esta ocasión el éxito del billete fue grande.

Durante el gobierno de Porfirio Díaz la emisión del billete encontró condiciones favorables. Entonces se estableció, conforme a la Ley de Instituciones de Crédito de 1897, un firme, funcional y organizado sistema bancario en el que cada estado de la República contó con, cuando menos, un banco privado emisor de billete, además del Banco Nacional de México con presencia en la República entera y del de Londres y México, cuya concesión fue ratificada.

De esta manera, México adoptó al billete como medio de pago de aceptación generalizada. Los billetes de estos bancos se emitieron, con el respaldo metálico correspondiente, en denominaciones de 1, 5, 10, 20, 50, 100, 500 y 1000 pesos y eran fabricados por empresas extranjeras especializadas.

El billete durante la Revolución de 1910

 

El general Victoriano Huerta ordenó a los bancos privados de emisión entregar el respaldo metálico de los billetes a su gobierno y emitir cantidades desorbitadas de billetes sin ningún respaldo. Así, el sistema bancario mexicano se desmoronó rápidamente y con él, el uso y la aceptación del billete.

La falta de numerario obligó a las autoridades municipales, jefaturas militares y comerciantes, mineros y hacendados a emitir monedas de necesidad. Se acuñaron diversas piezas metálicas en distintos puntos de la República, pero sobre todo se multiplicaron las emisiones de papel. El primero en emitir este tipo de piezas fue Venustiano Carranza, quien, a su vez, autorizó a numerosos jefes revolucionarios la emisión de sus propios billetes.

La falsificación masiva de estas piezas contribuyó a acrecentar el problema monetario de México y el descrédito del papel moneda.

Conforme se consolidaba el dominio de la facción carrancista, ésta emprendió varios intentos para solucionar el problema. El único papel moneda válido sería el emitido por los carrancistas y, para protegerse de las falsificaciones, se ordenó la fabricación de billetes mucho más sofisticados a la American Bank Note Company de Nueva York (ABNC), aunque para fines de ese mismo año ya eran inutilizables.

Bookmark and Share

Comentarios

Una Respuesta para “Conoce la historia del billete mexicano”

Trackbacks

En cuanto a lo que otros dicen acerca de este artículo...


Hable sus ideas

Cuéntenos lo que está pensando...
y si quiere una imagen para mostrar con su comentario, vaya a buscar un gravatar!