31/10/2014

Historia del Banco de México

17 septiembre, 2010 por  
Archivo bajo Historia

Los antecedentes de esta Institución se remontan al menos hasta principios del siglo XIX. En 1822, durante el reinado de Agustín de Iturbide, la historia registra la presentación de un proyecto para crear una institución con la facultad para emitir billetes que se denominaría “Gran Banco del Imperio Mexicano”.

En el Art. 28 de la Carta Magna promulgada en 1917 se establecieron las características que debería tener el Banco Único de Emisión, y se determinó que la emisión de moneda se encargaría en exclusiva a un banco que estaría “bajo el control del Gobierno”.

El establecimiento del Banco de México no se hace realidad hasta el 1 de septiembre de 1925, gracias a los esfuerzos presupuestarios y de organización del Secretario de Hacienda, Alberto J. Pani, y al apoyo recibido del Presidente Plutarco Elías Calles.

El acto fue presidido por el primer mandatario y al mismo concurrieron los personajes más sobresalientes de la época en la política, las finanzas y los negocios.

Al recién creado Instituto se le entregó, en exclusiva, la facultad de crear moneda, tanto mediante la acuñación de piezas metálicas como a través de la emisión de billetes. Como consecuencia correlativa de lo anterior, se le encargó la regulación de la circulación monetaria, de los tipos de interés y del cambio sobre el exterior.

Durante las décadas recientes hemos sido testigos de importantes transformaciones institucionales y de trascendentales aportaciones del Banco Central a la economía del país.

La banca central, la política monetaria y los conocimientos teóricos y empíricos en que ésta se funda se encuentran sujetos a una evolución permanente. La fase de modernización definitiva del Banco de México se inicia con el otorgamiento de su autonomía, la cual empezó a regir a partir de abril de 1994.

En términos prácticos, la autonomía del Banco de México implica que ninguna autoridad pueda exigirle la concesión de crédito, con lo cual se garantiza el control ininterrumpido del instituto central sobre el monto del dinero (billetes y monedas) en circulación. La finalidad de la autonomía es que la operación del banco central sea conducente a la conservación del poder adquisitivo de la moneda nacional. Esto quiere decir que los precios de todas las cosas se mantengan estables a lo largo del tiempo.

La autonomía del Banco Central puede verse como una barrera contra la ocurrencia de inflaciones futuras. La importancia de que exista este dique proviene de los múltiples males que causa la inflación, especialmente por lo que toca a la distribución del ingreso y a las posibilidades de crecimiento económico.

Su autonomía es un buen dique contra la inflación en la medida en que no está dirigida a paliar sus síntomas, sino a evitar sus causas. Ello, porque está encaminada a impedir un uso abusivo del crédito del instituto emisor, fuente principal del mal a que se alude.

Por todo lo anterior, el Banco de México goza al día de hoy de un bien ganado y merecido prestigio. Independientemente de sus facultades legales, nadie le disputa la rectoría de los sistemas financiero y monetario, y las funciones regulatorias que en materia monetaria le son propias.

Bookmark and Share

Comentarios

Una Respuesta para “Historia del Banco de México”
  1. Francisco Hudson MEXICO Internet Explorer Windows dice:

    Jamás he entendido el hermetismo tan negfasto que maneja el Banco de México. Buscar información histórica, económica, financiera o jurísidica es terriblemente difícil. El banco no mantiene en blog de publicaciones documentos en Word o en PDF para el uso del público en general o de estudiantes de carrera (licenciatura) y tampoco se menciona de la existencia de una libreria del banco (o alguna otra) donde obtener libros de calidad acerca de los temas como: Banca Central, Banco de México, El Sistema Financiero Nacional, la Banca Comercial, la Banca Múltiple, etc.

    La gran mayoría de los libros a la venta son de literatura producida en estados Unidos, Gran Bretaña o España (que mantienen regímenes jurídicos y financieros diferentes) o libros críticos poco útiles para referencias para investigaciones o para conocer el funcionamiento de la banca central de nuestro país.

    Que lástima que ante una nueva cultura de transparencia el Banco de México siga en el ostracismo de los viejos tiempos del PRI – gobierno, anacrónico y misterioso.

Hable sus ideas

Cuéntenos lo que está pensando...
y si quiere una imagen para mostrar con su comentario, vaya a buscar un gravatar!